Cómo vender una casa rápido

1. Ten todo en regla

Es muy importante que todos los pagos necesarios estén al día, esto incluye no tener adeudos de agua, luz, servicios en general y del predial, por ejemplo; y que los papeles como las escrituras los tengas a la mano y con la información correcta.

2. Al que no habla, Dios no lo escucha

Su traducción en tiempos modernos es: “Si no te estas anunciando, vas a tardar mucho en vender tu casa”. Tal vez no años, pero sí una cantidad de tiempo larga, a diferencia de si ofreces tu propiedad en Mercado Libre: ademas de descubrir que es un sitio súmamente confiable, harás que tu anuncio de venta salga en búsquedas todo el día, todos los días.

Sé muy específico en tu descripción y resalta todos los puntos buenos del lugar, como la cercanía a vías de comunicación y servicios, el número de habitaciones, las dimensiones, etc.

3. De la vista nace el amor

Como después de leer esto seguramente subirás tu anuncio a Mercado Libre (si es que aún no lo has hecho), te damos algunos consejos para que tu publicación llame la atención:

  • Toma las fotos con una cámara, no con un celular, a menos que éste tenga una cámara muy buena.
  • Abre cortinas y persianas para que entre la luz.
  • Retira tus objetos personales de la casa, prácticamente quede vacía. Si en las fotos se ve tu ropa o las fotos de tu familia en las paredes, generará desconfianza de que el inmueble en realidad esté en venta. O, por otro lado, si se van a ver tus pertenencias, asegúrate de que todo se vea limpio, ordenado y bien iluminado.
  • Sube las fotos originales al sitio. Si subes imágenes que recuperaste de tus redes sociales, parecerán fotos bajadas de internet y también generará duda de que sea tu casa.

4. Haz las reparaciones necesarias

Las primeras impresiones son muy importantes para todo. Mira tu casa desde un punto de vista crítico por dentro y fuera, usando todos tus sentidos: si algo se ve bien o mal, si huele raro, o algo rechina , etc. ¿Tú comprarías una propiedad con detalles “sospechosos”?

Antes de decidir ponerla en venta y recibir personas que quieran ver la casa, dedica entre 2 y 3 meses para hacer areglos y ponerla al día. Una cosa es hacer las reparaciones pertinentes y otra es cambiar el piso o instalar persianas; no gastes de más, ya que los nuevos dueños pueden tener gustos diferentes. Lo que sí puedes hacer es pintar las paredes de un color claro, blanco de preferencia.

Enfócate en reparar lo que falla como una puerta caída, una ventana que no cierra, un barandal flojo, etc., ya que las personas que vean la casa pueden ver alguno de estos desperfectos y dudarán del estado general del inmueble.

5. Sé paciente

No importa cuántas veces vayan a ver la casa, siempre mantenla limpia, arregla lo que sea necesario, sé atento con las personas que se interesen, pero deja también que ellos muestren interés (que no parezca que estás desesperado por venderla). Y lo más importante… ¡deja que las personas la descubran! Si aún no has subido tu anuncio a Mercado Libre, estás perdiendo muchos posibles compradores. Mira cómo otros vendedores anuncian sus casas y aprende sobre lo que debes hacer (y sobre lo que no, también):